GerontoCiencia
Definición cientifica de Gerontología
¿Qué será de lo que somos?
Imagenes del evento canas al aire
Patrones Funcionales de Salud
Prevencion y promoción para adultos mayores (cuidadores)
Visión y audición en el adulto mayor
Geronto foros
Gero enlaces
Agradecimientos
Prevencion y promoción para adultos mayores (cuidadores)

Teniendo en cuenta que una de las grandes dificultades con que día a día se encuentran las personas que asisten a algún adulto mayor es la falta de información que le brinde alguna orientación al cuidador; por esta razón he querido agregar alguna información que sirva para hacer prevención y promoción en salud de una forma simple que puede estar al alcance de todos.
Imagen
Es claro que para brindar información a los cuidadores es necesario empezar hablando del cuidador, pues este debe tener algunas pautas claras antes de empezar a cuidar a una persona mayor.
¿Quienes son los cuidadores?
imagen
Los cuidadores son los que proporcionan la mayor cantidad de atención, son los directamente responsables del cuidado del anciano; aquellos que realizan este cuidado de forma desinteresada (como los familiares) son llamados cuidadores informales, mientras que las personas que realizan este cuidado en el ejercicio de su profesión son llamadas cuidadores formales.

Con mucha frecuencia este rol es asumido por el cuidador informal sin que este se de cuenta, lo cual hace que los cuidadores muchas veces no puedan recordar cuando empezaron a serlo con exactitud, pero si logran definir con exactitud cambios en sus rutinas diarias lo cual genera muchas veces la idea al cuidador de que el nuevo rol no permite elección: el adulto mayor necesita un cuidado y debe proporcionársele.

Este rol es asumido de forma diferente en cada familia e implica una relación reciproca entre el anciano y el cuidador, la cual puede repercutir en forma positiva o negativa para ambos, dependiendo de los problemas que deban afrontar y las soluciones que sean adoptadas.

El cuidado del anciano puede ser percibido de diferentes formas por el cuidador pero se debe tener en cuenta que siempre es un rol estresante que puede generar consecuencias negativas para el cuidador (las cuales repercutirán de la misma forma en el adulto mayor) y cuando esto ocurre es necesario hablar de “carga del cuidador” este concepto se refiere a el grado en el que el cuidador percibe que sus actividades de cuidado perturban su salud psicofísica, así como la situación económica.

Recomendaciones al cuidador del paciente con demencia
El impacto que esta patología puede tener sobre el cuidador depende sobre todo de los siguientes factores:

- Los síntomas que va presentando la demencia

- La información y la formación que tiene el cuidador

- El apoyo formal o informal que este recibe de su medio

- La calidad de las relaciones previas con el enfermo

El cuidador debe tener claro además que existen emociones que afloran a lo largo de los años de cuidado, por lo tanto el cuidador principal afronta estadios y momentos claves que pueden generar situaciones de estrés y carga emocional.

1- Ante la sospecha de la demencia las emociones más frecuentes que se presentan son: Incertidumbre, desconcierto, hostilidad, cólera, incredulidad y desasosiego.

2- Ante el diagnostico: Aturdimiento, incomprensión, impotencia, indefensión, bloqueo mental, negación de la evidencia, temores racionales e irracionales, culpabilidad, miedo al futuro y sentimientos de soledad.

3- Durante la primera fase de la enfermedad: Descontrol emocional, vergüenza, estrés, ineficacia en la toma de decisiones, inseguridad en las medidas tomadas para el cuidado del enfermo, sensación de aislamiento social, manifestaciones psicosomáticas de ansiedad y/o depresión.

4- En fases sucesivas: Se suele agudizar el cansancio psicofísico, apareciendo al mismo tiempo el miedo a la pérdida del ser querido.

Las emociones se pueden agravar o cambiar en función de la información y apoyo que el cuidador reciba, pudiendo pasar de este panorama tan oscuro y negativo a uno que desarrolle la tolerancia a síntomas de la demencia, aumentando la sensación de crecimiento personal y mejorando el bienestar del paciente.
imagen
Las emociones se pueden agravar o cambiar en función de la información y apoyo que el cuidador reciba, pudiendo pasar de este panorama tan oscuro y negativo a uno que desarrolle la tolerancia a síntomas de la demencia, aumentando la sensación de crecimiento personal y mejorando el bienestar del paciente.

Es importante que el cuidador tenga en cuenta que no todos los adultos mayores sufren de demencia, por lo cual se requiere siempre de un diagnostico medico para saber que actitud tomar.

En el caso de que la demencia sea diagnosticada tenga en cuenta que el cuidador respecto al paciente debe mantener en lo posible la serenidad y debe aprender a diferenciar lo que el paciente era, de las manifestaciones de su enfermedad. Lo que ahora le resulta extraño o desconocido en el es debido a la enfermedad y no al paciente o ser querido.

El cuidador no debe exigirse a si mismo lo que otro no podría hacer. No existe el cuidador perfecto, admita sus emociones especialmente el cansancio y el mal humor como signos de alerta para modificar en lo posible su programación de actividades diarias.
Fuentes

Fundación cardio infantil unidad de manejo y evaluacion del adulto mayor Bogota-Colombia.

GOMEZ MONTES, jose fernando, Valoracion integral de la salud del anciano.